698 167 989 | Rúa Augusto González Besada 15, Pontevedra

Seguro que si en algún momento te has puesto a dieta alguien te ha mencionado el temido efecto rebote, para muchas mujeres y hombres este efecto es el principal enemigo de sus dietas. Pero ¿sabes exactamente de qué se trata? Te contamos que es el efecto rebote, sus causas y te algunos consejos útiles para evitarlo.

¿Que es el efecto rebote?

El efecto rebote o “efecto yo-yo” es el nombre que se la da a la recuperación de los kilos perdidos con una dieta para adelgazar. Por lo general, suele ocurrir cuando los regímenes son demasiado exigentes o extremos y se caracteriza por hacer que los kilos perdidos se recuperen y además se gane hasta un 20% de peso.

El efecto rebote suele darse tras una o dos semanas una vez se ha finalizado la dieta y hasta incluso pasados 2 años. Este efecto suele provocar una gran frustración en la persona que estaba a dieta, no sólo por haber recuperado esos kilos demás sino por tener que empezar una dieta otra vez.

¿Cuáles son las causas del efecto rebote?

Las causas del efecto rebote pueden ser multifactoriales pero la principal podría decirse que es el abandono por parte de la persona de los buenos hábitos adquiridos durante la dieta. En el momento que la persona que estaba a dieta la finaliza, tiende a despreocuparse por lo que come y a cuidarse poco.

Otra de las causas pueden ser el seguimiento de dietas “milagrosas” extremedamente peligrosas en las que no se incluye una buena cantidad de calorías y la persona que la sigue siente hambre constantemente, lo que al final la lleva a comer en exceso. Dejar de hacer deporte también se considera como una causa del efecto rebote, debido a que la persona que estaba a dieta abandona su rutina de ejercicios y pasa de una vida activa a una sedentaria.

¿Cómo evitar el efecto rebote?

dieta saludable

Sigue una dieta para adelgazar fiable

La manera más adecuada de evitar el efecto yo-yo es siguiendo dietas fiables diseñadas por un nutricionista profesional. Un nutricionista te diseñará un plan pensado especialmente para ti y tendrá en cuenta tus necesidades nutricionales. Una buena dieta te asegura los mejores resultados y la pérdida de peso de manera saludable.

Evita la pérdida de peso brusco

Las pérdidas de peso bruscas, aquellas en las que se pierde peso en poco margen de tiempo, son muy perjudiciales para la salud. Para mantenerte sano/a y prevenir el efecto rebote, evita dietas que te prometan bajar mucho de peso en solo unas semanas comiendo poco.

Realiza una dieta de mantenimiento

Para mantener en el peso que tanto deseabas conseguir, lo más recomendable es que sigas una dieta de mantenimiento. Así evitarás el efecto rebote y te mantendrás en tu peso ideal.

¡No dejes el deporte!

La manera más natural y saludable para mantener tu peso y para estar fuerte y sano/a es practicar deporte regularmente. Intenta continuar realizando algo de deporte aunque ya hayas acabado con tu régimen, te sentirás mejor y te mantendrás en tu peso ideal sin preocuparte por el efecto rebote.

Cómo reconocer las dietas milagros

Como ya hemos visto, las principales culpables del efecto rebote son las dietas milagrosas mal diseñadas y perjudiciales para salud. Si estas siguiendo una dieta y tiene alguna de estas características, te recomendamos que busques una alternativa más saludable.

  • Consumo diario de calorías por debajo de lo recomendado.
  • Prohibición total de hidratos de carbono, proteína o grasas de origen natural.
  • Se centran en el consumo excesivo y continuado de un solo alimento.
  • Aseguran la pérdida de más de 1 kilo por semana.
  • Prometen resultados en poco tiempo y con poco esfuerzo.

Recuerda: si quieres perder peso, hazlo de manera saludable y no pongas en riesgo tu salud y, ante cualquier duda, acude a un profesional de la salud.